jump to navigation

De los pocos que se salvan. marzo 30, 2011

Posted by riobesos in mis articulos.
1 comment so far

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Castilla%20y%20Le%C3%B3n/20110330/jauregui/plantea/fiscalidad/transnacional/combatir/pobreza/211FF17A-D96E-788B-F9BCC4751158BD84

Como en tantas ocasiones he dicho, este señor me cae bien. Es de los pocos (poquísimos) políticos que, para mi juicio, se salvan. Honesto, sensato, profesional y, sobre todo, muy serio en su labor política.

Se toma la política en serio y al servicio de los ciudadanos. Justo lo que tendrían que hacer los políticos y sólo lo hace el 1% de ellos, en el mejor de los casos.

Ahora es Ministro de la Presidencia, en teoría, la “mano derecha” del Primer Ministro, aunque la realidad, es bien distinta, parece estar marginado y apartado de las decisiones importantes del Gobierno. Bien pensado, casi mejor: la mierda, pa’otros.

Pues eso, os he dejado un enlace de una noticia donde este señor habla de cosas interesantes: de acabar con el hambre y la pobreza en el mundo. Como bien dice, es hablar de utopías, pero es que la política, bien entendida, es eso, tender hacia la utopía para acercarla a la realidad.

Gracias Ramón.

Siete años después. marzo 11, 2011

Posted by riobesos in Sin categoría.
2 comments

Eran las 7:30 de la mañana del jueves 11 de marzo de 2004 cuando sonó el radio-despertador. Ahora no me apetece citar que emisora era (en realidad, ya ni la escucho, por momentos, hasta me parecen periodistas de 3ª división, por no decir de 4ª, en fin). A los pocos minutos, el locutor comenta que en Madrid se están produciendo una serie de atentados terroristas. Cada vez es más grande la bola de caos y confusión, donde todos, sí, todos, señalan a un mismo culpable. Todos, que la memoria en ese sentido no me falla. Menos uno, Arnaldo Otegi, que no es santo de mi devoción, precisamente.

En fin, a lo que quiero llegar es que siete años después he sabido relativizar muchas cosas de las ocurridas aquel día. Los motivos, las causas, los autores, los cómplices…, en fin, para mí, todo eso, queda en un lugar del que ya no me esfuerzo en averiguar. Lo que verdaderamente tengo en consideración son las víctimas, sus familiares, sus amigos y Madrid de aquel 11 de marzo de 2004.

Curiosamente, a los pocos días de lo sucedido, tuve que ir a Madrid. Estuve en la estación de Atocha y reconozco que aquello me impresionó.

Eso no se debe borrar, debe permanecer en el recuerdo y en la memoria individual y colectiva. Para siempre.