jump to navigation

No tuve huevos… septiembre 30, 2011

Posted by ratondeserrin in Friki e Incatalogable.
8 comments

 

Esta es una de las atracciones (de nombre Insanity) de las que se puede “disfrutar” en el Stratosphere de Las Vegas, un hotel casino que cuenta con una torre de 350 metros de altitud coronada por 4 atracciones.

No tuve huevos a montarme, no me atreví, finalmente lo hice en el Big shot (si alguien tiene curiosidad, le remito a la página web del resort)

Impresionante Las Vegas, espectacular, más espectacular aún el Gran cañón del colorado, sobre todo sobrevolandolo en helicóptero, preciso Yosemite y San Francisco. Eso si, el Golden Gate no existe, la niebla me impidió verlo.

Sigo con jet lag.

Anuncios

Giro teatral… ¿subimos el telón? septiembre 17, 2011

Posted by riobesos in Sin categoría.
20 comments

Buenas noches.

Manolo García ya ha sacado a presentación el single de lanzamiento de su nuevo disco, Los días intactos (curioso a la par que sugerente), Giro teatral.

A mí, que ya me salen canas, este tema, muy sinceramente, no me disgusta. A ver, que uno va con el freno de mano echado y jugando al mus al amarrategi ante situaciones como estas.

No es que Manolo me haya “decepcionado” siempre, pero sí que es cierto que sus giros (recurrente vocablo) musicales han ido en una dirección que no me han terminado de convencer del todo.

Tal vez siga pesando mucho el Arena en los bolsillos y que, irremediablemente, uno siga recurriendo a dicho referente…, más de 10 años después. Un disco tan bueno no es fácil echarlo al cajón tan fácilmente. Ello, claro está, mantiene en pie ese recuerdo de que cualquier tiempo pasado fue mejor…, o no.

Giro teatral, bajo mi más modesto punto de vista, es una revisión de grandes temas de Manolo (tanto en solitario, como en épocas compartidas) pero a la baja. Podría ser como un tema capado de Uva de la vieja parra, Disneylandia, Zapatero, Prendí la flor, Vive en mí un recuerdo o Sólo amar (incluso de No estés triste).

Insisto, repito y no me cansaré de decirlo: no me parece mal tema. En absoluto. Creo que tiene buenas guitarras, buena instrumentación, a fin de cuentas, con ese toque “anglosajón”, medio yanqui, medio british, que permiten alcanzar una sintonía viva, que ya se echaba en falta en discos pasados.

Manolo se aferra a barroquizar la letra. Creo que en eso no va a cambiar. Se empeñó en hacerlo desde Nunca el tiempo y en esas sigue. Frases, claramente, metidas con calzador, forzadas en no pocos casos, pero parece que no queda más remedio, que si queremos seguir “disfrutando” con su música, nos toca convivir con esa cualidad.

De Manolo, aunque suene cruda esta apreciación por mi parte, ya no espero grandes cosas. Esta frase la hubiera firmado ayer, antes de haber escuchado el single. Pero es que es verdad: de él ya no espero grandes cosas. No habrá un Arena en los bolsillos 2ª parte. No habrá un El último de la fila 2ª parte. No habrá…, no habrá.

Se ha centrado en producir una música que a él le guste. Si con ello consigue que a ti te guste…, perfecto. Si no lo consigue, no cambiará los moldes. Él, que en el fondo es muy recurrente, te dirá: “ahí tienes Arena en los bolsillos, o cualquiera de los discos que produje con Quimi Portet”. No se va a complicar la vida y tirará de diplomacia, recurso éste, que nunca le ha fallado.

Sólo queda esperar a Los días intactos. Creo que ese disco tendrá buenas canciones, algunas mejores que Giro teatral. Otras peores. Como todo.

A lo mejor, como ya he dejado, más o menos claro en esta entrada, el que empieza a cojear sea yo. Mis canas, ciertos reveses en la vida, etc, hayan hecho que cada vez juegue más al amarrategi y escuche la música de Manolo García con más reservas.

Por una vez, no quiero ser del todo injusto con el de Poble Nou, pero al mismo tiempo, creo que musicalmente, cuando hablo de Manolo García, cualquier tiempo pasado fue mejor. Aunque, a pesar de todo, él siga siendo el mejor en su parcela en este país llamado, de momento, España.

Un saludo

10 años después del 11 de septiembre. septiembre 11, 2011

Posted by riobesos in mis articulos.
2 comments

Hola. Voy a escribir un artículo en el que voy a ser duro. Si alguien estima que se debe censurar, que se censure. Por ello, os aseguro, que no me voy a enfadar. Así, avisando.

15:45 del martes 11 de septiembre de 2001. Estudiando en la Facultad. No sabía nada de lo que estaba aconteciendo. Una compañera de clase, que venía de casa, se me acercó con la cara de…, ¿sorpresa, acojone?, no sabría cómo calificarlo. Me preguntó si sabía lo que estaba pasando. Yo, ni idea. Me emepzó a contar no sé qué de las Torres Gemelas del WTC de Nueva York. Mi primera reacción: “que se jodan, demasiado dolor han causado en el mundo los nazis y asesinos de los yanquis, tienen lo que se merecen”. Mi compañera: “ya…, bueno…, pero es que…”. Y yo: “sí, que se lo pregunten a los vietnamitas, a los del oriente medio, a toda sudamérica y a su pasividad con toda África, entre otras muchas cosas”. Y mi amiga: “bueno, vale…, pero podríamos entrar en guerra…”. Y yo: “¿otra?, ya ves tú, estamos toooooooooodos los días en guerras gracias a esos asesinos yanquis”.

Pasada la media tarde, a eso de las 18:30 decido coger el coche para ir a comer algo, había sido un día comleto de estudio y necesitaba meterme algo en el estómago. Enciendo la radio…, hablaban de que estábamos en guerra, el mundo occidental contra el mundo oriental. Seguí escuchando la radio. Decidí comer algo e ir a casa a ver la tele. Efectivamente, EE.UU. había caído. Una vez más pensé: “que se jodan, para que sepan un poco lo que es el daño que ellos han hecho”. En la tele, al mismo tiempo que repetían las imágenes de los atentados, metían adultera y fraudulentamente imágenes, también de EE.UU., que no se correspondían en absoluto con los atentados de ese día, pero que ellos seguían diciendo que correspondían con ese momento (cuando en realidad eran de enero de 1998, si mal no me equivoco).

También, desde ese momento, sacaron a toda prisa el nombre de una persona que apenas conocería un 15% de la población mundial, un tal Osama Ben Laden. Ni puta idea. Yo, hasta ese momento, había conocido al mayor carnicero de los últimos tiempos que se llamaba Ronald Reagan, junto con sus dos aprendices, Bush padre, y Bush hijo.

10 años después, lo que más valoro positivamente, es todo el valor, pundonor y coraje de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad y salvamento de los EE.UU. También todo el valor de los ciudadanos de bien de los EE.UU. que murieron, heridos y respectivos familiares. Ahora bien, sigo pensando hoy que el poder de los EE.UU. llevado a cabo, sobre todo, desde la II guerra mundial, me parecen igual de asesinos y nazis, aún pasados 10 años de esos atentados.

Lo siento, ha sido un testimonio muy duro, pero lo que estaba claro es que alguien tenía que pararle los pies al rodillo asesino yanqui, aunque ese alguien esté ahora muerto en el fondo del mar. Por cierto, a ese alguien, se lo ha cargado, sin ningún tipo de escrúpulos, un presidente demócrata premio Nobel de la paz. Tan asesino y nazi como Reagan o cualquiera de los Bush.

Insisto: si alguien estima que este artículo debe ser censurado, perfecto.