jump to navigation

Esteban González Pons me pone… diciembre 13, 2010

Posted by ratondeserrin in Se caga la perra.
5 comments

 

… de los nervios cada vez que abre esa boquita. Lo último que se le ha ocurrido decir al vicesecretario general de comunicación del PP es que la operacion Galgo ha sido una especie de “cortina de humo” para que se dejara de hablar sobre la (no) comparecencia y (no) explicación del caos aéreo originado durante el pasado puente de la Constitución por los controladores aéreos de este país. De la que también parece tener culpa ZP.

En fin Esteban, que perlitas salen por esa boca de piñón. Estás más guapo callado.

Anuncios

Se ve que hoy despedían al becario… junio 7, 2010

Posted by floretadesants in Se caga la perra.
9 comments

En fin..,

www.diariobarcelona.com

Nota oficial diciembre 28, 2009

Posted by riobesos in Se caga la perra.
3 comments

Con motivo de la reedición del material de El último de la fila, EMI, con permiso de Quimi Portet y Manolo García, pone a la venta una edición especial, exclusiva, numerada y limitada de una caja con el siguiente contenido:

– 3 CDs de canciones inéditas, jamás publicadas, producidas entre 1984 y 1997.

– Un DVD con un concierto íntegro de El último de la fila de su gira Astronomía razonable, más varios vídeo clips y otras actuaciones.

– Dos posters desplegables, uno de ellos de Manolo García y Quimi Portet, y el otro con fotografías de todos los músicos (incluidos Portet&García) que han colaborado con El último de la fila.

– Otros objetos de coleccionismo, como son pins, pegatinas, agendas, etc.

El número máximo de cajas será de 1000. Sólo saldrá una tirada y están numeradas. La distribucuión será por todo el territorio español en proporción al número de habitantes. De esas 1000 cajas, 50 se repartirán en Europa y otras 50 en América, por lo que en España se pondrán a la venta 900.

El precio de cada caja en España es de 50 euros.

Un saludo

Quimi Portet, Vic 19/09/2009 inicio del World Tour 2009-2010 septiembre 20, 2009

Posted by pilarpalau in Se caga la perra.
3 comments

Este chico tan mono y con la manicura tan bien hecha, sostiene en su mano el set-list del primer concierto de Quimi Portet.

¡Venga, Floreta! Esta pequeña intro, es para que no te dé pereza hacernos tu particular crónica de los hechos, que sabemos que TÚ ESTUVISTE ALLÍ.

cXVtaSBzZXREU0NfODA1MA==_145462_13_6449_1

El cuadro de Diego… septiembre 6, 2009

Posted by brujavolandera in Se caga la perra.
4 comments

Podría haber insertado el dibujo en el post original, pero con mi afán de comunicar las novedades musicales, se ha quedado muy abajo, así que copio y pego el escrito para que acompañe al bonito dibujo de Manolo.

Dibujo+marco 2009

 

Oficina de Correos de la ciudad de Burgos.

Hasta ese momento, la noche de trabajo que tuve fue, lisa y llanamente, la peor que he tenido desde que he hecho noches en el hotel donde trabajo.

Estaba agotado, física y anímicamente. Unos clientes para olvidar, un cansancio impresionante y, para remate de día, me llega la jefa tocándome las gónadas muy malamente.

¡Por fin!, son las 8:00 de la mañana del lunes, termino de jornada laboral, más bien, pesadilla laboral. Salgo del trabajo más rápido que nunca. Por dos motivos:

– Por desaparecer del hotel.

– Por saber qué es lo que me envían desde Perro Records.

Llego a casa, desayuno, cojo el aviso de Correos y me dirijo a recoger el “no sé qué”.

8:38 de la mañana. El número 12, entrego mi DNI y el aviso. Me entregan un gran sobre de cartón consistente. No me quiero imaginar lo que hay dentro. Manolo García no escribió la canción A lo lejos del río como si fuera una más. Esa es la canción por encima de todas las demás. Es el mejor enunciado. El mejor guión:

Son ciertos los días que amanecen brumosos,  
añil, turquesa y de oro al despertar.  
Bajo un cielo donde bostezan las últimas estrellas.  
Son ciertos los días que amanecen radiantes de nubes  
mensajeras que te invitan a viajar,  
te invitan a soñar.  
A veces los días te invitan a viajar  
guiado por la luz de la mañana. […]

Mis ojos se humedecen mientras mis manos temblorosas abren el paquete. Es un dibujo. Otro más. De verdad os digo que si el primer dibujo me hizo una enorme ilusión, este segundo dibujo me ha causado, como mínimo, la misma ilusión que el primero.

No puedo frenar las lágrimas de emoción. Estoy callado, en silencio total mientras observo el dibujo. Por un momento, me siento aislado de toda la gente que me rodea en la oficina de Correos. No oigo ruidos, ni voces. Veo gente andar, pero como si estuvieran muy lejos de mi presencia. Sólo tengo sentidos para observar el dibujo. No logro creer lo que me está pasando.

Cojo el teléfono y trato de pulsar llamadas. En ese momento sólo me apetece una cosa: compartir mi felicidad.

No sé porqué, no logro entenderlo, pienso que no me lo merezco. Sólo voy a sus conciertos y escucho su música. De verdad, no hay ningún truco más. Lo único que hago cuando le tengo cerca es decirle GRACIAS MANUEL.

De verdad, es lo único que hago. No hay ni trampa ni cartón. De verdad, me considero un privilegiado en el trato que me da Manuel. Os lo digo en serio.

Sin que parezca falsa modestia o excesiva soberbia, creo que le caigo bien. No quiero parecer el “guay de la pandilla”. Es que creo que le caigo bien. Nos caemos bien.

Pensaré y diré mil veces que Manuel es humano y comete errores. Pero es que tengo las agallas de decírselo a la cara. Por supuesto, con diplomacia, pero se lo digo.

“Manolo, tus conciertos en esta gira han sido caros”, “Manolo, últimamente has compuesto discos, tal vez, demasiado barrocos”, etc. Yo, eso, se lo digo. Y creo que se lo sé decir. Con diplomacia, con estilo. Sin caer en el peloteo y pendatería; sin caer en el borderío y estupidez.

Creo que por eso, nos caemos bien. Creo que por eso, me regala dibujos.

No hay trucos ni triquiñuelas. Yo lo veo, se lo digo…, y punto.

Trato de recordar y me vienen dos recuerdos (aunque creo que hay más factores, a Eva de Perro Records la tengo que enviar un ramo de rosas, lo tengo claro). Uno de ellos Madrid en diciembre del año pasado, en la exposición de fotos: “¿y vienes desde Burgos a traerme estos regalos?, joder chaval, lo tuyo no tiene calificativo, GRACIAS Diego”. El otro en Burgos después del concierto.

El dibujo que me ha enviado, creo que es el Monte Txindoki desde su cara occidental. Vamos, que estoy seguro. Y es que creo que tiene un significado curioso, jejeje.

Pero en serio, no hay truco. Yo no estoy tres horas al lado de Manolo comiéndole la oreja y diciéndole lo cojonudo que es. Se lo digo una vez y basta. Si le escribo una carta le digo lo que pienso…, y basta. Como considero que no es tonto, con saber lo que le quiero decir, lo demás sobra.

Si le veo de cerca después de los conciertos, perfecto. Si le veo de lejos, también me conformo. Sea solo o acompañado.

Después de recibir este segundo dibujo he llegado a pensar que lo mejor es que “desapareazca”, no quiero seguir “presente” en todo esto. A mí esto me abruma, me supera, me sobrepasa. No quiero más gira. Se ha acabado…, y punto. Me lo pasé fenomenal en 2008 y sin palabras en 2009, pero después de lo de hoy no quiero más gira hasta la vuelta de años. Y si no hubiera más conciertos sólo se me ocurrirá aplaudir y darle las gracias por todo.

Veo los dibujos y me da vergüenza. De verdad os lo digo. Cuando alguien tan especial me regala estas cosas me siento raro.

También es verdad, duro decirlo, pero cierto como puños, que cuando digo a la gente (familia, amigos, etc) que Manolo me regala dibujos me miran con cara, primero de incredulidad y, segundo de envidia. Salvo contadas y honradas excepciones que me dicen con los ojos brillantes “te lo mereces Diego”. Por eso, paso. Os lo cuento a vosotros, en este pequeño rincón, en nuestra casa. No lo pondré en otros foros. Quiero compartir la alegría con gente que me apetece. Y punto.

Es otro dibujo de Manolo García, es otro regalo impagable, es otro sueño jamás soñado.

Un saludo

 

PD: Por cierto, la fecha de envío de la oficina de Correos de Barcelona es el 19 de agosto, según dicen, el cumpleaños de Manolo García

Lunes, 24 de agosto de 2009, 8:38 de la mañana agosto 25, 2009

Posted by riobesos in Se caga la perra.
4 comments

Oficina de Correos de la ciudad de Burgos.

Hasta ese momento, la noche de trabajo que tuve fue, lisa y llanamente, la peor que he tenido desde que he hecho noches en el hotel donde trabajo.

Estaba agotado, física y anímicamente. Unos clientes para olvidar, un cansancio impresionante y, para remate de día, me llega la jefa tocándome las gónadas muy malamente.

¡Por fin!, son las 8:00 de la mañana del lunes, termino de jornada laboral, más bien, pesadilla laboral. Salgo del trabajo más rápido que nunca. Por dos motivos:

– Por desaparecer del hotel.

– Por saber qué es lo que me envían desde Perro Records.

Llego a casa, desayuno, cojo el aviso de Correos y me dirijo a recoger el “no sé qué”.

8:38 de la mañana. El número 12, entrego mi DNI y el aviso. Me entregan un gran sobre de cartón consistente. No me quiero imaginar lo que hay dentro. Manolo García no escribió la canción A lo lejos del río como si fuera una más. Esa es la canción por encima de todas las demás. Es el mejor enunciado. El mejor guión:

Son ciertos los días que amanecen brumosos,  
añil, turquesa y de oro al despertar.  
Bajo un cielo donde bostezan las últimas estrellas.  
Son ciertos los días que amanecen radiantes de nubes  
mensajeras que te invitan a viajar,  
te invitan a soñar.  
A veces los días te invitan a viajar  
guiado por la luz de la mañana. […]

Mis ojos se humedecen mientras mis manos temblorosas abren el paquete. Es un dibujo. Otro más. De verdad os digo que si el primer dibujo me hizo una enorme ilusión, este segundo dibujo me ha causado, como mínimo, la misma ilusión que el primero.

No puedo frenar las lágrimas de emoción. Estoy callado, en silencio total mientras observo el dibujo. Por un momento, me siento aislado de toda la gente que me rodea en la oficina de Correos. No oigo ruidos, ni voces. Veo gente andar, pero como si estuvieran muy lejos de mi presencia. Sólo tengo sentidos para observar el dibujo. No logro creer lo que me está pasando.

Cojo el teléfono y trato de pulsar llamadas. En ese momento sólo me apetece una cosa: compartir mi felicidad.

No sé porqué, no logro entenderlo, pienso que no me lo merezco. Sólo voy a sus conciertos y escucho su música. De verdad, no hay ningún truco más. Lo único que hago cuando le tengo cerca es decirle GRACIAS MANUEL.

De verdad, es lo único que hago. No hay ni trampa ni cartón. De verdad, me considero un privilegiado en el trato que me da Manuel. Os lo digo en serio.

Sin que parezca falsa modestia o excesiva soberbia, creo que le caigo bien. No quiero parecer el “guay de la pandilla”. Es que creo que le caigo bien. Nos caemos bien.

Pensaré y diré mil veces que Manuel es humano y comete errores. Pero es que tengo las agallas de decírselo a la cara. Por supuesto, con diplomacia, pero se lo digo.

“Manolo, tus conciertos en esta gira han sido caros”, “Manolo, últimamente has compuesto discos, tal vez, demasiado barrocos”, etc. Yo, eso, se lo digo. Y creo que se lo sé decir. Con diplomacia, con estilo. Sin caer en el peloteo y pendatería; sin caer en el borderío y estupidez.

Creo que por eso, nos caemos bien. Creo que por eso, me regala dibujos.

No hay trucos ni triquiñuelas. Yo lo veo, se lo digo…, y punto.

Trato de recordar y me vienen dos recuerdos (aunque creo que hay más factores, a Eva de Perro Records la tengo que enviar un ramo de rosas, lo tengo claro). Uno de ellos Madrid en diciembre del año pasado, en la exposición de fotos: “¿y vienes desde Burgos a traerme estos regalos?, joder chaval, lo tuyo no tiene calificativo, GRACIAS Diego”. El otro en Burgos después del concierto.

El dibujo que me ha enviado, creo que es el Monte Txindoki desde su cara occidental. Vamos, que estoy seguro. Y es que creo que tiene un significado curioso, jejeje.

Pero en serio, no hay truco. Yo no estoy tres horas al lado de Manolo comiéndole la oreja y diciéndole lo cojonudo que es. Se lo digo una vez y basta. Si le escribo una carta le digo lo que pienso…, y basta. Como considero que no es tonto, con saber lo que le quiero decir, lo demás sobra.

Si le veo de cerca después de los conciertos, perfecto. Si le veo de lejos, también me conformo. Sea solo o acompañado.

Después de recibir este segundo dibujo he llegado a pensar que lo mejor es que “desapareazca”, no quiero seguir “presente” en todo esto. A mí esto me abruma, me supera, me sobrepasa. No quiero más gira. Se ha acabado…, y punto. Me lo pasé fenomenal en 2008 y sin palabras en 2009, pero después de lo de hoy no quiero más gira hasta la vuelta de años. Y si no hubiera más conciertos sólo se me ocurrirá aplaudir y darle las gracias por todo.

Veo los dibujos y me da vergüenza. De verdad os lo digo. Cuando alguien tan especial me regala estas cosas me siento raro.

También es verdad, duro decirlo, pero cierto como puños, que cuando digo a la gente (familia, amigos, etc) que Manolo me regala dibujos me miran con cara, primero de incredulidad y, segundo de envidia. Salvo contadas y honradas excepciones que me dicen con los ojos brillantes “te lo mereces Diego”. Por eso, paso. Os lo cuento a vosotros, en este pequeño rincón, en nuestra casa. No lo pondré en otros foros. Quiero compartir la alegría con gente que me apetece. Y punto.

Es otro dibujo de Manolo García, es otro regalo impagable, es otro sueño jamás soñado.

Un saludo

 

PD: Por cierto, la fecha de envío de la oficina de Correos de Barcelona es el 19 de agosto, según dicen, el cumpleaños de Manolo García